domingo, 31 de mayo de 2009


La duda rondaba en su cabecita loca, se ponía a pensar de vez en cuando si lo que hacia estaba bien o estaba mal. Como remediar tremendas barbaridades que la vida le ponía como prueba y que ella misma llevaba a cabo sin pensar. Una calecita de ideas que van y vienen todo el tiempo, las decisiones que debía tomar no eran para nada fáciles y las consecuencias de las mismas no eran para descartar.

La vida le presentaba razones para llorar, para quedarse en su cuarto mirándose triste al espejo, pero ella cada día le demostraba que tenia mil y una razón para salir riendo de si misma.

Sin embargo ella cada día diferente buscaba una razón diferente de porque vivir, de porque soñar y de porque reír, como hacer para sobrevivir; y cada día pensaba cosas distintas y cada día se arrepentía de lo que había pensado anteriormente, hasta que se dio cuenta que las razones que buscaba estaban mas allá de sus pensamientos pero mas cerca de lo que ella pensaba. La vida no se basa solo en la razón y en los pensamientos, "La vida no es una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir" y mucho menos para buscarle una razón.



S.A.Q

1 comentario:

Marina dijo...

Una entrada que me ha llegado al corazón =)
Me ha encantado.
La vida hay que vivirla, si piensas qué sentido tiene, lo pierde y dejas de disfrutarla
Vive la vida^^
Besos